Correa o cadena de distribución, ¿cuál es la mejor opción?

¿Correa o cadena de distribución en un coche? Se trata de una de las eternas preguntas en el mundo del automóvil. Son dos elementos muy distintos entre sí, pero que tienen la misma función. Son las encargadas de abrir y cerrar las válvulas de admisión de forma correcta, sin que los pistones las golpeen. Para ello tienen que coordinar el movimiento de la polea del cigüeñal con el piñón del árbol de levas.

Son unos de esos elementos básicos para que funcione una mecánica, pues de esta forma se permite que entre la mezcla de aire combustible (cuando abre/admisión), que se haga la compresión y posteriormente la explosión de la mezcla y la evacuación de los gases por las válvulas del escape. Por lo tanto es uno de los fallos mecánicos más costosos y conviene saber las ventajas y desventajasentre la correa y la cadena de distribución.

Correa de distribución

La correa de distribución se trata de una tira sintética, hecha de caucho, goma y nylon; que tiene la superficie exterior lisa y la interior dentada con la finalidad de acoplarse a las poleas. Es un elemento relativamente nuevo en el mundo del automóvil (anteriormente se utilizaba cadena) y ha sido adoptado por casi todos los fabricantes. Actualmente la lleva la gran mayoría de los coches que vemos en el mercado.

Ventajas y desventajas

  • Las principales ventajas que presenta la correa de distribución es su bajo coste de fabricación, eso ha conllevado a que sean la opción prioritaria en la mayoría de fabricantes. También presenta un funcionamiento más silencioso, al utilizar este tipo de materiales que emiten menos ruido.
  • Por el otro lado, la desventaja principal de la correa es que tiene una vida útil más limitada. Su desgaste necesita que haya un mantenimiento, siendo recomendable sustituirla tras recorrer entre 80.000 y 12.000 kilómetros o cada cuatro/cinco años (dependiendo del uso). También está el riesgo de que se rompa y eso conllevaría un desembolso mayor y la sustitución de otros elementos.

Cadena de distribución

La cadena de distribución se trata de una cadena metálica de eslabones, algo similar a lo que veríamos en una bicicleta o una motocicleta, pero de mayor tamaño y resistencia. Aunque hace años se era utilizada por la mayoría de automóviles, lo cierto es que hoy en día su uso en la actualidad es minoritario, siendo montada en alrededor del 20% de los coches.

Ventajas y desventajas

  • La ventaja principal de la cadena de distribución es su fiabilidad. Presenta una vida útil casi ilimitada, los fabricantes dicen que dura lo mismo que el motor y por lo tanto, a priori, no es necesaria su sustitución. Es muy poco probable que llegue a romperse debido a su gran resistencia, evitando averías mayores.
  • Una de sus desventajas principales es que emite más ruido que una correa, debido al uso de componentes metálicos, aunque los fabricantes han mejorado la insonorización del motor. A pesar de su gran resistencia, también es posible que con el paso de los kilómetros presente pequeñas holguras. Es un caso que solo aparece tras el uso intensivo y rara vez antes de los 250.000 kilómetros.

Fuente – Autofácil

Por este motivo no deberías circular con el depósito en reserva
Publicación Anterior
Por qué el termómetro de tu coche miente
Publicación Siguiente

Dejar un comentario

Tu email no será publicado .

*